Visitantes

Flag Counter

Translate

Páginas vistas en total

Entradas populares

lunes

casa luis barragán









La Casa Luis Barragán construida en 1948,  es una de las obras arquitectónicas contemporáneas con mayor reconocimiento internacional, por ello es que la UNESCO la ha incluido en su lista de Patrimonio Mundial.     Barragán es el único mexicano que ha sido galardonado con el premio Pritzker de Arquitectura.   Hoy la Barragan-Foundation tiene a su resguardo el archivo profesional de éste arquitecto mexicano.


36 comentarios:

up.antonio.l dijo...

Pedro Porras
(04-09-07)

“La primera impresión que tuve de la casa fue de decepción. Incluso, por un momento dudé si me encontraba en el lugar correcto. La fachada se veía descuidada, vieja, y “sin chiste”. Parecía bodega, u oficina de algún tipo –de abogado penalista, quizá- sobretodo por una gran ventana de vidrios opacos. Se veía bastante común. (Después sabría que esa era la intención).”

“Una vez dentro, fue bastante diferente la sensación. Desde el recibidor se sentía que no era una casa convencional. Ese recibidor fue la bienvenida de la iluminación indirecta y la alternación de espacios grandes y pequeños que nos esperaban adentro.”

“Creo que el máximo de éste concepto dimensional, arquitectónico, es el acceso al estudio. Yo ni me imaginé que después de ese reducido cuarto, vendría un espacio tan grande y, sin embargo, con una sensación de acogimiento enorme. Aunque hubiera estado vacío. Ésta misma habilidad de Barragán la encontré en el patio de las ollas. Realmente admiro la capacidad que se ve que tenía para visualizar espacios en su mente, y poder jugar con ellos para también alterar las sensaciones al habitarlos."

"¿Qué se puede decir de la terraza? Que es formidable también, si, aunque sólo sea una azotea amurallada, nos invita a pasar el rato ahí. Qué se yo, invitar amigos, comer, poner una mesa y leer, pintar, escuchar música. Era curioso, se sentía el mismo estilo de las torres de satélite con la conjunción de la caja del tinaco y los demás muros, por ejemplo."

"En fin, como ya había dicho, esta visita me dio la oportunidad de experimentar la arquitectura como debe ser, como un arte que transmite emociones. Sin duda, se experimenta la belleza al entrar en ella."



Gerardo Monroy
(12-09-07)

“Tengo que admitir que al entrar a la casa, entré con una actitud incrédula y pedante, pues pensé que esta iba a una de esas casas que están “bonitas” y nada más; pero conforme avancé en el recorrido y me fijé en todos los detalles que el guía mencionaba, la belleza y genialidad hacia la casa empezaron a brotar en algún lado de mi cuerpo. Ahora entiendo porque Luis Barragán ha sido, hasta ahora, el único arquitecto mexicano acreedor del premio Pritzker; la genialidad con la que logró equilibrar los colores, la naturaleza y la construcción, la luz natural con la artificial, los espacios, todo, la casa está equilibrada de manera perfecta.”

“Me impactó la forma en que Luis Barragán logra controlar la luz natural, el hecho de hacer cortinas (si es que se pueden llamar así) de madera en forma de puertas de establo es brillante, una mínima inclinación y la iluminación de todo el cuarto cambia. La parte que más me gustó, y aún me tiene hipnotizado por su belleza y simplicidad, es el patio de los jarrones de pulque. Cuando pasé a ese patio, me sentí completamente en otro lugar. Los jarrones de pulque llenos de moho, la enredadera cayendo sutilmente sobre las altas paredes de concreto, y una pequeña pileta de agua, con una gárgola de madera unos metros arriba. Cuando el guía explicó que esa gárgola era para que cayera agua y se desbordara la pequeña pileta sobre el piso y así crear un espejo de agua en todo el patio y hacer ver como si los jarrones estuvieran saliendo de la superficie, me pude imaginar perfecto el lugar; húmedo, místico, con una capa de agua haciendo de espejo. ¿Se puede pedir por un lugar mejor para el descanso del trabajo (pues estaba justo después de su estudio, para que cuando se cansara pudiera salir a relajarse)?. Mi parte favorita de la casa definitivamente.”






Alejandro Guzmán
(13-09-07)

“Algo que me impresionó en la entrada al recibidor era que una luz indirecta la iluminaba, algo que según yo era poco común para el año 1947. Entrando al recibidor ya se sentía otro ambiente, ya era una iluminación mas intensa, y con los muros color rosas, que le daban un toque bastante peculiar, pero agradable. En el recibidor, había un cuadro que me llamó la atención y que me hubiera gustado ver al amanecer, ya que a lado de ese cuadro había una ventana orientada hacia el este, el cuadro estaba pintado de dorado, no era mucha ciencia pero que junto con la luz del sol y ese color dorado darían una iluminación muy padre al recibidor junto con esos muros rosas.”

“Al pasar a la estancia, me impresionó mucho, ya que era un techo altísimo, algo que no me esperaba, pero era un lugar muy agradable para, valga la redundancia, estar…había un mueble que se me hizo muy padre donde ponía cuadros y fotos, el cual iba girando. Pasando a la siguiente parte de la casa, la biblioteca, se sentía un cambio de ambiente, era más silencioso y tenía ya una temperatura diferente, la adecuada para leer, ya que no era excesivamente caliente. Algo que me llamo mucho la atención fueron las escaleras que llevaban a su tapanco, se me hicieron muy interesantes ya que no tenía ninguna forma de delimitar a los escalones, es decir no tenía barandal, este tipo de detalle creo que no hace resaltar tanto las escaleras, lo que creo que va de acuerdo a la decoración de la biblioteca. Siguiendo con el recorrido pasamos al espacio más amplio de la casa, el taller donde trabajaba Luis Barragán, era un lugar amplísimo, que aunque no había ninguna mesa de trabajo, supongo que había un basto material para trabajar los planos y las maquetas, creo que fue el único lugar, además del desayunador, dónde vi lámparas en el techo, que aunque tenía una muy buena iluminación solar, era necesario un poco más de luz. Después de estar en el taller, pasamos al famoso “patio de las ollas” que me gusto bastante, creo que más que las ollas me gusto el estanque artificial y como caían las plantas de los muros. Pasamos al jardín, se me hizo muy ingeniosa, ya que la forma de poner primer plano una vegetación alta, y en segundo plano vegetación baja, daba la ilusión de ser un lugar muy amplio.”

juan pablo dijo...

Juan Pablo Garduño Ordaz

museo casa barragán
la casa de Luis Barragán, construida en 1948 es una de las piezas arquitectónicas de América Latina ya que es la única de ésta zona que es considerada patrimonio de la humanidad, por la UNESCO es una casa la cual estaba adelantada a su época, ya que fue construida en un año donde la arquitectura era un poco mas ambigua. su arquitecto Luis Barragán nos presenta una casa en donde la filosofía, nos comentan en la visita guiada, es que al entrar a la casa sientas como si fuera un mundo aparte y se despegara de la calle, ya que si consideramos la zona en donde se encuentra que es por el metro constituyentes, pues no es una zona muy bonita pero al entrar a la casa ves la enormidad y la belleza de ésta, y es así que tu vas entrando y ves un uso de luces, y de colores, en especial el rosa mexicano, el cual él usa de los atuendos de los indios mexicanos, y el amarillo que se mantienen vivos durante toda la casa; también podemos observar la escalera mas fotografiada de la casa y la mas famosa, la cual es una escalera sin barandal, cosa costumbre en todas las escaleras de la casa, pero también vemos que no posee una base y que esta solamente sujetada a la pared. Una de las cosas que llama mas la atención son las ventanas, en especial toda la luz de la casa ya que posee muy pocas lamparas y focos pero tiene mucha iluminación, esta se debe a que tiene ventanas muy grandes y están a cierta posición donde ilumina toda la casa.
Ya para concluir podría decir que lo mas importante de ésta casa es que es muy adelantada a su época y que sirvió de parte-aguas para la arquitectura moderna en México.

josemanuel.alonso dijo...

Ensayo casa Barragán:

José Manuel Alonso Vázquez

Bueno , el pasado jueves 25 de septiembre el profesor Antonio , organizo que la clase extramuros fuera en la casa del famoso arquitecto Luís Barragán; la verdad es que yo no conozco mucho de Barragán , aunque después de esta visita , ya conozco un poco más:
Para hablar de Barragán podemos empezar diciendo que podríamos describirlo (desde mi punto de vista) como un “fan” de los prismas de colores vivos.

Para empezar formalmente con el tema de la visita a lo que fue la casa de Barragán me gustaría decir que fue una bonita experiencia la que viví con mis compañeros , ya que nos apoyamos mutuamente en varias etapas de la visita así como antes y después de la misma..

La casa de Luís Barragán esta situada en un sitio relativamente conflictivo, tuvimos que llegar en metro. Dentro de su casa , una de las habitaciones que más me gusto fue la primera , una especie de estudio o sala que da al jardín , el techo en esta habitación es muy alto y es de lozas de madera , lo que da un espacio muy amplio , algo que en lo personal me gusta mucho en lo referente a utilizar en espacios comunes dentro de la casa; esta habitación separa al jardín por medio de un grande vidrio , lo que me pareció un bonito detalle ( vidrio sin puertas ) , el jardín daba el aspecto de tener un área bastante grande , cuando en realidad no lo era.
Un muro separaba éste curto de la biblioteca, la cual contaba con muchísimos libros, se nos explico que varios de ellos habían sido donados a la Universidad Iberoamericana.

Un detalle de la casa que me gusto mucho (nunca lo había pensado y seguramente lo voy a utilizar) fue que, en la mayoría de los casos, la luz llegaba de un modo indirecto, es decir no se veían lámparas o focos mas que en algunas habitaciones.( como en su cuarto de meditación en el que hay una lámpara que fue un regalo de una de sus muchas amigas) .

Ya en el segundo piso la habitación que más me gusto fue en la que escuchaba música , un tapanco que separaba a la sala mediante un muro ( no completo , es decir , solo separaba mas no aislaba) , era un cuarto con un par de sillones muy cómodos, amplio y bien iluminado , Barragán había utilizado la luz y los colores del cuarto perfectamente.

De hecho en toda la casa se nota como Luís intentaba explotar al máximo la luz que entraba por ventanas y era multiplicada por colores claros , ( en una habitación muy amplia que da a un patio ( que a mi parecer deja mucho que desear por su tamaño y forma ) con unas jarras muy bonitas , me parece traídas de Oaxaca ; el arquitecto explota al máximo la luz que entra por un ventanal y es multiplicada y reflejada por colores blancos y amarillos.
En este último cuarto me gusto mucho la puerta que da al patio, que se dividía en dos, la parte superior se abría solamente cuando se quería ventilar.

Por ultimo me gustaría decir como podría resumir la casa y la filosofía de Barragán …

1) Espacios amplios

2) Iluminación “natural”

3) Explotar colores

4) Los muros no aíslan , solamente separan

5) Los cuadros no deben de quitar importancia a los muros

6) Escaleras sin barandal

Las escaleras de madera también estaban muy bonitas ( finas y de buen gusto), daban de una parte de la biblioteca al espacio de música que tenía el arquitecto en el segundo piso de su casa

javier.diez dijo...

Al llegar al lugar, se pueden ver letreros muy vistosos que indican dónde se encuentra la casa.
Entré por la puerta trasera en la que nos recibieron, nos dijo el guía que a Barragán le gustaba hacer esperar a sus invitados para crear un ambiente de misterio y se fueran imaginando lo que verían.
Pasamos al salón principal, el cual era la zona de la casa con mayor altura (8 metros). Ahí se encontraban unos grandes ventanales los cuales no eran corredizos y estos daban la vista hacia un jardín también muy bien estructurado, como si el jardín y la casa hubieran estado pensados de la misma forma.
A Barragán no le gustaba hacer divisiones con paredes y utilizaba la luz de manera indirecta, en la biblioteca y sala se pueden observar este tipo de escaleras muy sencillas y empotradas en la pared. Se pueden notar muchos ceniceros en la mesas, lo cual me llama la atención pues Barragán no fumaba. Los ponía a disposición de sus invitados.
Me llamó la atención todo lo que llevó a cabo para tal obra, tomando en cuenta cada aspecto a la perfección.También me llamó la atención un cuarto muy amplio en la que con una ventana sostenía una gran cantidad de luz. Esto es porque según los colores el blanco duplica la luz y el amarillo lo multiplica, y estos eran exactamente los colores que usaba en esa habitación la cual hacía ver a su patio, dejando ver sólo éste.
Ésta misma técnica la aplicaba en un cuarto en el que escuchaba música y tenía el efecto de voltear siempre a la derecha.
Usaba mucha madera como material de trabajo y roca volcánica del pedregal.
Su casa es realmente una obra impresionante y esto nos habla de la capacidad que tenemos para realizar lo que queramos, nos motiva a crear mejores proyectos, dada la fecha en la que se construyó casa.

Jose pedro velasco dijo...

Jose Pedro Velasco

Ensayo de la visita a la casa de Luis Barragán

El pasado jueves 25 de septiembre del 2008, mis compañeros de área uno y yo asistimos a la casa de Luis Barragán, localizada por el metro Constituyentes, cerca de Los Pinos. Lo que me impresionó de la fachada de la casa, fue que era muy simple, ya que no rompía con el espíritu de esa colonia. Al entrar a la casa esperamos unos minutos a que nos avisaran que ya podía empezar nuestra visita, y nos dividimos en dos grupos. Al entrar a la casa, entramos a una de las salas principales en la que se veía muy bien el jardín, el que nos estaba dando el recorrido, Héctor creo que se llama, nos comentó que uno de los objetivos de Barragán es que el jardín sea parte de la casa y la casa parte del jardín. Pareciera que el jardín es mucho más grande, ya que Barragán nos da ese efecto con toda la naturaleza que hay, realmente esta sala está muy bien lograda.

Pasamos a la segunda sección y ahí me di cuenta que otro de los objetivos de Barragán son las paredes bajas, para que el sonido circule por toda la casa. En la siguiente sala vimos el premio Pritzket que ganó Luis en 1980, una escultura de tamaño pequeño y muy bonita. En esa misma sala vimos fotos de Barragán con sus mujeres y también la famosa escalera que pintamos en nuestra clase de dibujo. Parece que esta colgando, ya que se logra ese efecto al sostenerla directamente a la pared en un solo punto. Regresamos por la sala y pasamos a donde originalmente recibía Luis a sus invitados, allí noté que la luz estaba escondida, porque no le gustaba que se vieran los focos alrededor de la casa. Después pasamos a la zona del comedor, donde se veía que cuidaba mucho los detalles al tener las paredes y las puertas totalmente de rosa. En el antecomedor notamos que es el único lugar de la casa en donde se exhiben los focos, ya que una amiga suya le regaló una lámpara y a él no le gustaba como se veía.

Subimos unas escaleras, sin barandales, lo que me regresó la idea de que no tuvo hijos entonces nunca se preocupó por la seguridad de pequeños. Llegamos a otra sala arriba de la escalera famosa en donde Luis se sentaba a escuchar música y tenía artesanías de diferentes lugares de la república mexicana. También noté que era católico aunque también vivía con sus mujeres. En el siguiente cuarto, el de los invitados, nos comentó Héctor que dejó unas ventanas que abren hacia el vecino, nos explicó que eso es algo que pidió Barragán al venderles el terreno. Finalmente llegamos al cuarto de Luis, en donde se aprecia el jardín, es mas sencillo de lo que yo pensaba. Nos pasaron a un cuarto en donde se ponía las botas para montar, ya que era aficionado a los caballos.

Me encantó el estilo de Luis Barragán y lo que más me impresionó es que esta casa fue hecha hace 60 años, si vemos las casas de ese entonces en el presente nos parecen antiguas, por eso Luis Barragán crea un nuevo concepto de muy buena manera.

Joaquín Peña Romero dijo...

Desde el exterior la casa Luis Barragán parece una edificación más dentro del conjunto de edificios que se localizan junto a ella, su fachada no es espectacular y no muestra indicios que dentro de esta edificación se encuentra una de las obras arquitectónicas de uno de los mejores arquitectos mexicanos.

El interior nos muestra porque esta casa ha sido reconocida por parte de la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Este lugar donde se desarrollo la vida cotidiana de un artista, el trabajo de otros cuantos compañeros, ahora es un recinto cultural que guarda un poco de historia, acerca de lo que fue la vida de estos personajes, incluyendo parte de su obra.

Este lugar que ahora está en manos de una serie de personas encargadas de su cuidado, fue en algún momento una casa con un estilo muy innovador para su época. Donde Luis Barragán tuvo cuidado en todos los detalles, su iluminación, la forma en que utilizo los colores, es algún impresionante dentro de la obra arquitectónica, la cual estaba sujeta constantemente a cambios, y que aun así aun se conserva como patrimonio de la humanidad.

El recorrido por este edificio es impresionante, la casa aun conserva gran parte de su esplendor, aunque el transcurso de los años la ha ido desgastando. Dentro de este lugar se pueden ver diferentes cuartos que asemejan cualquier casa, y que sin embargo también la caracterizan como el recinto de un artista. Gracias a este lugar pudimos conocer también parte de la vida en la época, por ejemplo el recibidor que ahora no se encuentra en muchas casas, el tipo de libros que tenía el artista, sus costumbres, y demás. Es un lugar que se ha convertido en parte de la historia de la humanidad.

En mi opinión esta es una casa digna de admirar, aún mantiene el estado que hace varios años. Y es una obra característica de un arquitecto mexicano, por tanto forma parte de nuestra cultura nacional.

kevin dijo...

En la visita a la casa Barragán me pareció demasiado buena, ya que no había visto una casa tan excelente.
La construcción de esta casa es demasiado buena, el como distribuye perfectamente todo el espacio, lo que me llamo la atención demasiado fue que casi en cada cuarto hay una sala, ya sea chica o grande, pero no dijeron que era por que a Barragán le gustaba mucho estar a solas leyendo.
Otra de las cosas que me llamo la atención fue que siempre buscaba que durante el día estuvieran todos los lugares de la casa bien alumbrados, por medio de la luz del sol, como el hacer reflejarla con un cuadro dorado que se lo avisan regalado, también podía manejar de cierta forma la entrada de luz, por que las ventanas tenias como un tipo de puertas que le permitían cerrarlas para que no entrara la luz o al revés.
Una de las cosas que dijeron en el recorrido fue que en la parte de debajo de la casa no había ventanas que dieran hacia la calle por que Barragán decía que si hay una ventana que da hacia la calle la persona que este ahí esta estresada.
En la azotea o terraza Barragán hizo los muros más altos, por que ahí hacia pruebas con las pinturas, pintaba los muros para ya después pintar interiores de la casa, siempre estaba cambiando de colores, en el piso más alto tenia un taller, es un cuarto muy grande, ahí hacia sus maquetas.
Su habitación y su comedor tienen una vista hacia el jardín, que se encuentra en la parte de atrás de la casa, tiene un comedor grande y a un lado de el hay un cuarto pequeño donde solo comía Barragán, de hecho en sus platos dicen soledad, dijeron que a él le gustaba estar solo por eso la palabra en los platos.
Barragán era dueño de toda la calle, era un terreno muy grande, en una esquina construyo su casa, pero como no le gusto la vendió y a lado de ella hizo la que visite, dentro de la casa en donde se encuentra la biblioteca, esta la maqueta de todo el terreno de Barragán, hasta la fecha sigue habitada la casa.
Recomiendo totalmente ir a visitarla a parte de que la construyo el mejor arquitecto mexicano, es una experiencia muy padre.

Javier Haghenbeck Jiménez dijo...

Barragán fue un arquitecto mexicano, de los mejores del siglo XX, y ganador del premio Pritzker, estatua que se encuentra en un escritorio de la sala de su casa.

Me pareció su casa espectacular, llena de elementos arquitectónicos muy originales. Barragán es su casa juega mucho con los colores y con la luz, en toda la casa no hay ni una sola lámpara de techo, todas son o indirectas, o ventanas para dar iluminación.

Un elemento de la casa que m pareció muy padre, se encuentra e la escalera principal, donde arriba justo debajo de una ventana colocó un cuadro dorado el cual cuando entra la luz del sol, refleja hacia debajo e ilumina todo el espacio.

La casa me pareció que tenía muchos detalles que solo se pueden ver si uno se fija muy bien en todo, como lo es una cruz colocada en el marco de una puerta, en el desayunador donde Barragán solía desayunar solo.

La casa está llena de elementos que para su época pienso debiera haber sido muy innovadores, es más, hasta el momento se sigue viendo extremadamente bien.

Me gusto el que Barragán a pesar de aislar la casa del ambiente de la calle, en su sala, colocó un vidrio muy grande que hace que el cuarto se vea mucho más grande de lo que es, haciendo creer al que visita que la sala y el jardín son uno solo.

El taller de trabajo me gusto mucho, pienso que el que haya puesto entradas de luz en las paredes con puertas para poder solo usar algunas, todas o ninguna, es muy bueno, así podía ver como se veían sus diseños desde diferentes ángulos de luz.

Su famosa escalera de madera me pareció muy sencilla, aunque entiendo que para la época si era algo muy nuevo y original.

La casa Barragán me gustó mucho y estoy seguro que me servirá para el futuro, no cabe duda que Luis Barragán era un genio de la Arquitectura.

José Raúl González Estrada dijo...

"El diseño de la casa me llamo mucho la atención porque se aprovecha mucho la iluminación del sol, las ventanas se podían tapar para darle otro tipo de iluminación a las habitaciones, no se podía ver la calle por la ventanas lo cual mantenía el ambiente de que uno esta ubicado al lado de un bosque, que no hay focos colgados en los techos y hay muy poca luz artificial.

Lo que mas me impresiono de la casa fue que parecía que esta ubicada en un bosque porque está rodeada por puros jardines, pero esta ubicada en la cuidad.

Las partes de la casa en las que trabajaba me gustaron mucho: la primera es el cuarto muy grande con varias ventanas y se pueden tapar para crear diferentes tipos de iluminación y la otra parte es la terraza en la que pintaba sus lienzos.

A lo largo de la casa hay muchos lugares en los que se puede trabajar, también hay muchas esferas que reflejaban el cuarto y dan una perspectiva diferente del cuarto en el que estaban, usaba vidrios de color para que cambiara el color de las paredes y el comedor principal es de color rosa.

Por ultimo lo que mas me impresiono fue que si no le gustaba algo a Barragán lo tiraba y lo construía como el quería o lo cambiaba de lugar".

carlos escobedo dijo...

Ensayo Casa Luis Barragán


El llegar a la casa me costó mucho trabajo ya que no tenia idea de los estilos arquitectónicos de Barragán, por lo platicado en clase pensaba que la casa iba a tener una fachada impresionante colorida y vistosa pero nada de esto era como lo pensaba, pasé como 3 veces enfrente y no me percate que ahí era hasta que di con el lugar gracias a que vi un cuadro de horarios.


Al entrar ya era otra cosa era, mas vistosa y con detalles muy impresionantes como la iluminación y la belleza de los detalles arquitectónicas que nunca había visto y me enteraría que la fachada que no era nada vistosa era la intención del arquitecto.


Unos detalles sobre la vida de Luis se pueden ver reflejados debido a la construcción de su casa donde podemos decir que le gustaba mucho el concepto de”jardín“ya que todos los cuartos donde podría haber vista hacia este eran estilo ventanales, otra cosa era que tenia una fuerte inclinación religiosa ya que dentro de todos los detalles hay uno en la puerta del ante comedor donde el marco hay una cruz, todos las ventanas se cubrían con unos portones que daban alusión a una cruz.


Solo hay una lámpara y eso fue por un regalo y para no hacerle el feo al regalo la puso, siempre usa mucho el color blanco ya que esto genera un poco de más luz, y usa mucho la luz indirecta.


Una leyenda urbana dice que pasaba a las visitas y el se subía a un estilo de estudio para ver lo que decían acerca de el y axial enterarse de quien realmente era su amigo. Lo que mas me gustó fue el jardín ya que nos hace ver con los tamaños de la vegetación que es un lugar muy amplio.


Después del recorrido me pareció una casa impresionante y por lo tanto entiendo porque Luis ha sido el único arquitecto mexicano que ha ganado el Pritzker. Si tuviera mas conocimientos sobre la arquitectura podría comentar más sobre el tema y por lo tanto quedar mas impresionado aún.

jonathan pérez dijo...

Pérez Mario

No cabe duda que éste es un claro ejemplo de la propiedad esencial del hombre, crear, producir, hacer mil mundos dentro de éste.
No encuentro mejor cita para aludir a esta obra de arte que la de otro mundo, mundo distinto a lo que se encuentra en su alrededor, cuyo en su interior habitan la filosofía, la religión, la soledad, la irrealidad, la historia y sobre todo la estética, esa belleza única que solo se puede encontrar en un cuadro, en los colores y la combinación de ellos.

Ya que tomé el tema de los colores, me parece única la forma en que los usa, la obsesión que tiene de que solo este plasmado un color en sus paredes de cada habitación y la manera en que alcanza su objetivo crea que vuelva interesante.
Si alguien duda de la expresión “Las apariencias engañan”, la fachada de esta casa calla a todos esos escépticos, la belleza es interior, y el mundo es interno.

Otra particularidad que tiene la casa es la posición en que coloca sus ventanas o simplemente las ventanas en sí, todas tienen algo que las hace únicas; la magnitud que tiene la ventana de la sala creada por la idea de que la casa tiene que formar parte del jardín y el jardín parte de la casa, además de lograr una mayor dimensión de éste jardín con solo ponerlo justo donde esta el de su vecino, idea al parecer sencilla pero que crea un resultado inesperable; la altura en que coloca otras con el propósito de que la soledad fuera su única compañera en una pequeña parte de su mundo. La religiosidad, como antes mencioné, es parte de Luis Barragán y por lo tanto de su obra, dato que podemos observar en la ventana de su cuarto, más específicamente en el cubre ventanal, que al cerrarla forma una cruz, que con ayuda de la luz puede apreciarse mejor; remarcando, valga la redundancia, también una cruz en la continuación del marco de una puerta.

Mencionando a la luz, una de las ideas que tiene sobre ella es que la luz tiene que formar parte del color, pero a su vez identifica a los focos como unos contaminantes de la estética, colocándolos de manera en que no logren lo anterior creando al mismo tiempo juego de sombras. Escoge para el vestíbulo, portería y exteriores una piedra que le permitía participar a la luz un como elemento, la piedra volcánica, brillante como logra que sea su casa y como lo es su autor.

La manera única de colocar las escaleras, algunas mesillas y algunos otros muebles de manera que no tengan base da una impresión de que se encuentran flotando como solo lo hacen los planetas en el universo; en caso de las escaleras su significado va más haya del simple hecho de flotar sino también de una idea un poco vana y misteriosa de que al momento de subirte sientas que en un momento vallas a caer junto con los escalones, y al igual que los focos él dice que un barandal en una escalera esta mal y afecta .

Barragán a su vez va en contra del arte moderno colocando así techo y piso de madera en la mayoría del interior.
Los muros también es rasgo representativo de su obra, para aislar, el muro permite el paso de luz y sonido y simplemente separa.
Me atrae de su casa, a parte de muchas cosas más, el cómo todas las cosas, las posiciones, las estructuras tienen su razón de ser, así como también la forma en que te confunde la posición en que estas, sensación pensada por otro orgullo nacional en ámbito literario, aludiendo al afán de Barragán por la soledad.

Pedro Fabregat dijo...

Pedro Fabregat
(2-10-08)

Barragán, nosotros cuando escuchamos este nombre en lo que primero pensamos es en innovación, creatividad, etc. 
Algo de lo que aprendí en esta clase, gracias a uno de mis compañeros, es que un buen arquitecto es que hace que sus ideas jamas se vean viejas... y después de reflexionarlo un rato, me pude dar cuenta que tenia razón. Barragán muchas de las ideas que tuvo en los 40´s se siguen viendo modernas, tales como el techo de madera, la mayoria de las casas modernas y revolucionarias tienen este tipo de techos.
Otra idea que pienso en que Barragán se vió muy innovador fue en la idea de aprovechar el muro, este para aprovecharlo sin tener la necesidad de perder los cuadros, los pegaba al extremo del muro para que los que lo vieran tuvieran mas visión de la casa.
Barragán siempre tuvo la idea de que los jardines parecieran casas y las casas parecieran jardines, esta idea se me hizo muy padre, ya que podemos observar cuando entramos a la casa através de la ventena todo verde (debido a que el dia de la visita estaba a todo llover no pudimos observar bien desde afuera).
Barragán pensaba que su casa siempre se tendría que ver como una casa que jamás acababa... esta idea me agradó bastante ya que cuando subimos a la sala y vimos que la ventana estaba abierta hacia la casa del vecino, realmente si te da la impresión de que la casa es enorme, pero una vez que te fijas bien logras ver la separacion del muro entre la casa de Barragán y la casa del vecino.
Una vez que entramos a la casa vimos las escaleras de las cuales platicabamos en clase, esto me emociono mucho ya que la idea de que no tengan barandales es muy buena... el problema es que limita el uso de la casa dependiendo de las edades.
Algo que me gusto de Barragán es los espacios que creaba para el mismo, para tener su propio espacio de relajación y de espacio personal.
Sin nada más que decir, me quedo con la idea de que Barragán ha sido el mejor arquitecto de México y sus ideas se han hecho parte de la cultura mexicana.

Juan Josè dijo...

Juan José Casillas Arce
Área 1ª
Casa de Luis Barragán

Primero que nada quiero de verdad decir que estoy muy orgulloso de mi país, pues a pesar de las dificultades hemos demostrado que tenemos gran talento que mejor ejemplo no puedo poner que el de la casa de el Arquitecto Luis Barragán.
A continuación daré una reseña de mi opinión personal sobre la casa. Para empezar no me gusto nada su fachada de afuera ni los rumbos porque la primera fachada que se tiene de una casa tiene que demostrar el estilo del arquitecto aunque Luis Barragán no tenía esa teoría si no todo lo contrario.
Por dentro es impresionante la capacidad de poder ocupar los espacios sin amontonarse, la manera de dividir ingeniosamente cada cuarto de su casa y la filosofía de que ¨el jardín es la casa y la casa el jardín¨ le da una distinción única pues te hace pensar en un inmenso jardín y también te da la tranquilidad de la naturaleza.
También cabe recalcar la manera en que Barragán usa los colores tradicionales mexicanos para pintar su casa al igual que sus techos con vigas de madera que nos recuerdan al estilo de las antiguas haciendas del país. Todo esto combinado con la modernidad como se muestra en su casa hace que se le reconozca con un premio al mejor arquitecto pues hasta nuestros días sigue siendo una casa con pensamiento arquitectónico actual y con muchas ideas innovadoras en el medio artístico e arquitectónico. Es un orgullo mexicano!!!!!!!!.

Diego.Beltrán dijo...

´´Es simplemente algo fuera de lo común, una casa con esa edad y a la vez tan a la vanguardia´´
Es así que empecé a pensar en cómo es que a Luis Barragán, se le pudieron ocurrir tantísimos detalles, que cualquier persona común y corriente, es más me atrevería a decir que a prácticamente a ningún arquitecto se le ocurrirían ese tipo de innovaciones tanto en diseño, como en construcción.
Es una casa que proyecta a un soñador, aun innovador y que además me permitió conocer esa parte de mi país, que no conocía muy bien; lo artístico.
Desde el instante en que entras, pues desde afuera, aunque con toda la intención del arquitecto, no se nota absolutamente nada la casa; es más se podría pasar de largo pudiendo no darse cuenta de que esa construcción existe y que está ahí desde hace casi medio siglo.
Es un lugar que además de ser inmensamente adelantado en técnicas , corrientes y demás , también retoma , cosa que para la arquitectura de la época no eran del todo correctas , como por ejemplo el terminado de las paredes , o las vigas de madera en el techo, es denota un carácter y una capacidad creativa inmensa por parte de Barragán.
Tiene tantas ideas que van más adelante que su época, que no hubiese sido un lugar dónde cualquier persona de la época hubiese dicho que era un lugar bonito, bien decorado y hasta de buen gusto. Algo que me llamó mucho la atención, es la utilización de técnicas como el minimalismo, y demás que se empezarían a dar a conocer mucho tiempo después, es la razón pienso yo de más valor en esa casa, como cada detalle está pensado para cada lugar, como cada rincón, esta acomodado como desde el principio Luis Barragán lo quiso, esto lo pone sin duda como uno de los grandes de la arquitectura en México.
Fue una muy grata sorpresa encontrarme con más de lo que esperaba, pues aunque nunca había ido a dicha, casa tampoco sabía muy bien como se había hecho y bajo que bases y principios. Es por eso que al mirar a cada esquina a cada parte del lugar quedé maravillado, y creo que sin la menor duda es un lugar obligado a visitar si se quiere conocer no sólo de arquitectura, sino también de la historia de un país que tiene grandes cosas para dar y que no siempre se saben reconocer de la manera adecuada, ni se saben apreciar.

angel.garcia dijo...

La casa de Luis Barragán, es una indiscutible obra de arte en nuestra ciudad. Al llegar a la morada, uno al notar la fachada no puede imaginar todos los colores, figuras, objetos. etc. que conforman este lugar, cada uno con un propósito claro dentro del entorno. Desde el inicio se puede notar que Luis Barragán era una persona solitaria, al ver que la mayoría de sus ventanas que ven hacia el exterior el vidrio no permite ver la calle, o tienen puertas para anular la luz que entra por ellas; todo contrarrestado por un gran ventanal que encontramos hacia la parte posterior de la casa, donde encontramos un jardín pequeño, pero tan denso de plantas que lleva a la imaginación de encontrarte en un lugar fuera de la ciudad. Además encontramos otra ventana que junta el patio de la casa de Barragán, con la del vecino, lo cual parece que el jardín es mucho más grande de lo que realmente es.
Podemos notar el gusto de Barragán por su trabajo, ya que todas las mesas de su casa, a excepción de la mesa de la cocina, eran de trabajo, donde elaboro sus más grandes proyectos. Otra característica que podemos notar era que en varias partes de la casa, coloco esferas que reflejaban la luz, esto era para crear un ambiente mucho mas iluminado, pero sin utilizar luz eléctrica, así como los cristales de ámbar que encontramos en el recibidor y enfrente de la habitación que huéspedes, que logra iluminar de manera espectacular una estatua que se encuentra debajo de ella.
Una de las características principales de la casa, y una de las más grandes innovaciones en ese tiempo, y la cual aun no pasa de moda, es la escalera, la cual está empotrada en la pared y logra un efecto de asombro a las personas por su diseño. Esto ha sido de gran inspiración para los arquitectos de la actualidad.
Otro de los aspectos que podemos notar en la casa, es un cuadro que está subiendo las escaleras el cual en invierno, por la inclinación del sol, ilumina esta parte de la casa, ya que el ángulo entre el sol y la casa permite una entrada mayor de luz a esta zona.
Después de revisar todos estos aspectos podemos notar que Luis Barragán siempre buscaba innovar, tener una casa que nunca se viera vieja, que en todo momento se encontrara vanguardista. Le gustaba cambiar seguidamente las paredes de la casa, poniendo ventanas o combinación de colores en las habitaciones. Esto hablaba de que a él le gusta siempre lo nuevo, le agradaban mucho los cambios.
Como conclusión, podemos decir que tiene muy bien ganado su premio Plitzker, demostrando y dejando mundialmente en alto el nombre de México, con su forma de crear y elaborar obras del interés de todas aquellas personas que lo ven. Visitar la casa de Luis Barragán es una experiencia inolvidable para todos aquellos que tienen un gusto por la arquitectura y también para aquellos que no lo son tanto. Recomiendo que todas las personas visiten este lugar.

Álvaro dijo...

ÁLVARO LÓPEZ PADILLA BARRERA

Arq. Antonio Lenoyr


Luis Barragán
Ensayo

El día jueves 9 de octubre mi amigo Manuel y yo fuimos a la muy nombrada casa de Luis Barragán. Al llegar tuvimos problemas en encontrar las casas ya que en la parte exterior de la casa no parece ser una casa donde habito una persona, sino que parecía más bien un reclusorio, pero en fin, logramos coincidir y entrar a la casa. Nos cobraron 50 pesos por una visita guiada bastante buena, recorrimos toda la casa y me parece increíble como Luis Barragán diseña su casa de tal manera que parezca muy sencilla pero no es así.
Una de las características que me gustaron de Luis Barragán, es el evitar la luz directa, siempre diseñaba los cuartos de la casa de tal manera que las luces apuntaran a algo más (como el techo, las escaleras, la pared) pero nunca de manera directa a la persona. Nunca ponía lámparas en el techo, porque decía que pierde el sentido arquitectónico del lugar, cosa que respeto y del que estoy de acuerdo. También me pareció muy interesante ver como Luis Barragán buscaba que todos los cuartos tuvieran un color amielado, ya sean con el reflejo de los colores de las paredes o con las mismas ventanas, ya que así le ponía un ambiente de más tranquilidad y paz.
Otra característica de Luis Barragán, es que siempre escondía las cosas, cosa que me parece muy bien, ya que no le gustaba amontonar las cosas, busca un sentido más minimalista y limpio, y poniendo las bocinas a la vista y el toca discos hace parecer la sala como más desordenada. Otra cosa que admiro es que tiene diferentes tocadiscos, con música de acuerdo a la sala dónde se encuentra, cosa que me parece muy raro pero a la vez muy considerable y de su gusto. Otra de las cosas que me impresiono de su casa es la forma en que buscaba que su jardín y la naturaleza estén dentro de la casa y que la casa esté dentro del jardín y de la naturaleza. Considero inteligente y bastante respetable el pensar que el color verde como pintura es una tontería ya que en esos casos era mejor ocupar el color de las hojas, y me di cuenta como en su casa pones los árboles cerca de su casa, de tal manera que las hojas recubrieran la pared de la casa de color verde.
Me gusta mucho como usa los diferentes colores para hacer notar su casa más vivo en los diferentes cuartos, y que con la ayuda de los colores se alumbren si necesidad de luz artificial. Me gusta ver como va cambiando los tamaños y formas de los cuartos de su casa, de tal manera para darle un poco más de variedad en la estructura de la casa.
Me parece interesante la decoración de la casa, aunque a mi no me interese mucho la decoración, considero bastante exóticas unas decoraciones que él hizo en su casa como el poner todo empotrado, de tal manera que se viera más limpio el suelo, o no sabré muy bien decirte, pero si me parece muy interesante esa característica de la decoración de la casa. Una característica de Luis Barragán es la forma en que le pone atención al jardín, y del cómo se preocupa que de los diferentes cuartos que dan al jardín, éste último parezca diferente, de tal manera que se note como una casa con varios jardines, aunque en realidad sólo tiene una.
Luego, considero bastante exótico, algo muy innovador, el que use esferas en la casa ya que no es algo muy común, pero lo que me parece bastante interesante de esto, es que lo pone de tal manera que las esferas si los ves hacen parecer el cuarto mucho más amplio de lo que realmente es.
Por último, quiero nombrar dos aspectos de su casa, una es la piedra que tiene en el jardín del laguito, ya que me explicaban que cuando se inunda con esa piedra, parece que el agua flotara. Y dos, las famosas escaleras de Luis Barragán, que están empotradas y que tiene un número de escalones impar ya que consideraba eso como más impactante al ojo humano. No puedo creer que este sea muy resistente, y sólo hay algo de malo en esas escaleras, y es el hecho de que no tengan barandal, se que le pierde el sentido arquitectónico de la escalera y del lugar, pero considero más importante la seguridad que la vanidad.

up.manuel.san dijo...

Ensayo sobre “Casa Barragán”

Casa Barragán es el nombre con el que se le conoce a la casa en la que Barragán vivió. Construida por él entre los años de 1940 y 1945 y ubicada a una cuadra de metro Chapultepec, es uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de nuestro país, debido a que Barragán logró implantar su estilo en todo el lugar. Hoy en día nosotros podemos asistir para tomar aquello que más admiremos de Barragán, y ver, de manera concreta, cómo es que su estilo puede llegar a ser muy placentero y eficiente.

En primer lugar, me gustaría comentar que una de las cosas que más me llamaron la atención dentro del recinto, es que Barragán nunca construía algo sin pensar, cada cosa que hacía, tenía un porque, mil detalles nos muestran que su arte, lo acoplaba él a su pensamiento, y es por eso que llegó ser lo que fue.

De esos detalles me llevé muchas cosas, y puedo empezar a enumerarlas por el uso de colores; el uso de colores le da un aprovechamiento maravilloso a la luz, sin duda el unir blanco y amarillo hace brillar todo el lugar. Otra cosa que me pareció brillante, es el iniciar cada espacio, con uno más pequeño aún, para que cuando se ingrese al espacio importante, éste parezca más grande. El uso de sus ventanas y de sus jardines, es una de las cosas que mejor hace lucir a la casa, sigue unas estrategias con las luces, las ventanas, y los espacios, para hacer de la casa un lugar más espacioso. Su técnica se basa en engañar a la visión periférica.

Sin embargo siento que su búsqueda de la privacidad, como la demuestra en toda su construcción, es una de las cosas que más perjudica a su obra, puesto que hace a uno sentirse incomodo a veces, y resulta un poco tenebroso y nada hogareño esa estructura tan laberíntica que le da a la construcción; a veces un poco de promiscuidad no sienta mal.

En resumen, Barragán es un
arquitecto que vino a dar a México unas bases sólidas, en las cuales empezar a plantear un estilo mexicano, que con los años muchos arquitectos se han encargado de refinar.

Omar.Capur dijo...

La fachada de la casa de Luis Barragán Morfín se me hizo descuidada, y no tan impresionante como yo me la imaginaba desde un principio. A mi parecer es una fachada opaca, seca, en conjunto no percibí algo interesante en la fachada, mas bien me dio una sensación de tristeza, claro está mi vago conocimiento arquitectónico.

Al entrar a la casa, pasamos directamente a la biblioteca, donde noté inmediatamente la gran altura del techo con sus múltiples vigas. Me pareció interesante como Barragán dividía por secciones el cuarto sin levantar los muros hasta el techo, esto es, según nos explicaron, para que entrara gran cantidad de luz al cuarto.
Me pareció interesante el uso de colores que usa, al poner grandes tonalidades de amarillo como su color principal, esto es para que haya una sensación de más luminosidad en el cuarto al pegar los rayos de luz en el color y estos se reflejen en todo el cuarto.
Note que había muchos objetos reflectores con sensación de espejo, como son cuadros oblicuos, esferas de vidrio, entre otras cosas, las razones dadas de esto es que a Barragán le gustaba saber quién entraba, salía, o permanecía en el cuarto. Con estas aseveraciones, me atrevo a decir que Barragán era un poco nervioso, digamos más neurótico, al tratar de tener el control y todo el conocimiento de lo que sucedía en la casas. Esto también lo digo porque en el segundo nivel donde tiene un pequeño estudio (donde por cierto hay una cruz con Cristo bastante espeluznante, sangrienta y un tanto morbosa) tiene un pequeño muro divisorio, con vista a la sala que es donde recibía a sus invitados, y desde ahí arriba puede ver lo que están haciendo, con un cierto afán de desconfianza.
De mismo modo observé que Barragán era católico, bueno al menos cristiano, ya que tiene una gran cantidad de Cristos y figuras religiosas (aunque no vi ningún santo, por lo que no puedo afirmar que es católico), todas estas regadas en toda la casa, con excepción de un sitio bastante peculiar que es un pequeño cuarto sin ninguna figura religiosa, la explicación que nos dieron de esto es que Barragán llevaba a ese lugar a sus amigas y amantes, por lo que podemos suponer su pequeño síndrome de Don Juan.
En cuanto a la azotea, me pareció bastante espaciosas y tenía tres muros bastante interesantes que tenían un efecto de relieve conforme al cielo que es inevitable no ver, sin embargo se me hizo un poco desperdiciada ya que no hay nada mas que el puro piso, quiero suponer que en algún momento puso algo, al menos temporalmente.

Finalmente quiero concluir que a pesar de la antigüedad de la casa (60 años me parece) tiene bastantes conceptos modernos y unos colores muy vivaces para la época, sin embargo la casa me dio una sensación de melancolía en cada rincón del recinto. Sinceramente ignoro la causa.

Manuel Soní dijo...

Visita a la casa de Luis Barragán
(16-Septiembre-08)

Cincuenta pesos, eso fue el costo de la entrada, lo que había dentro: una enredadera de pasillos y puertas.

Uno se encuentra en una calle a la mitad de un barrio que, hay que decirlo, es horroroso, y esperaría encontrar una casa que resalte del entorno considerablemente, pero se encuentra con una monótona fachada de concreto sin colorear aderezada únicamente con algunas ventanas, tanto chicas como grandes, y la primera pregunta es ¿esta es la casa de el tan nombrado Luis Barragán? Bueno, si, lo es, y también tiene una fachada sin mucho arte ni gracia, el verdadero arte de la casa se encuentra por dentro.

Uno entra, después de haber pagado, claro está, y hecho una reservación previa, pues uno no puede pasar sin guia, y lo primero que nota al cerrar la puerta es el inconfundible sonido de el silencio, al cerrarse la puerta se cierra también toda comunicación con el exterior, entonces la atención se torna a los colores del lugar, amarillos y blancos que generan una atmósfera de iluminación diferente, un entorno que, aunque genera desconcierto por ser diferente, genera una cierta calma y entonces busca uno la fuente de luz, ¿de donde proviene la iluminación en este cuarto tan aislado del mundo? se pregunta uno y se da cuenta que brota luz de detrás de una pequeña protuberancia en la pared, sin embargo ésta no es directa, es el reflejo, en una pared blanca de la luz emitida por el foco y nota también que por sobre la puerta se filtra una luz amarilla, pero diferente a la de un foco o el Sol una luz amarilla generada por el paso de la luz solar a través de un vidrio translúcido pintado de amarillo, y en esta atmósfera de amarillos y silencios se abre una puerta al fondo, en contra pared a la de entrada y brinca entonces la idea de la misma atmósfera de soledad pero salta de pronto el color rosa mexicano de la pared del "distribuidor de espacio", así caminando sobre lava petrificada dejamos el recibidor.

Adicional a la constante atmósfera de soledad y paz se nota un, tal vez, excesivo aglutinamiento de espacio, ciertamente el techo es alto, doble altura como en una hacienda, sin embargo el espacio en horizontal podría llegar a ser demasiado reducido, sin mencionar las puertas que daban la sensación de incertidumbre y una pizca de misteriosa curiosidad a cerca de la razón para el haber de tantas puertas en tan poco espacio. Uno nota también un inconfundible reflejo amarillo proveniente de la escalera de piedra y avista entonces un gran cuadro forrado de algún material dorado reflejante que toma los rayos de luz que penetran por la ventana a la inmediata izquierda del cuadro y los lanza contra los que están abajo iluminando de amarillo la atmósfera, sin embargo esta luz mas que enmarcarse grotescamente con el rosa de las paredes pierde la intensidad deslumbrante convirtiéndose en un ambiente, más que una luz, que pretende iluminar un cuarto. Una vez observado cuanto había por observar en cuanto a iluminación la vista se posa en los muebles del lugar: un pequeño mueble con portezuelas de madera y una silla, misma que al instante demanda preguntarse ¿que tiene? y después de unos segundos uno nota que la proporción entre la altura de la silla y el ancho de la misma resulta diferente y descubre que no solo la casa fue obra de Barragán, sino también la mobiliaria, y en el caso especifico de las sillas esto es a causa de la estatura que tenía Barragán, 1.90 m, lo que resulta grande para los estándares y obliga a Barragán a generar los muebles a su talla y conveniencia.

De ahí fuimos conducidos por la primera puerta a nuestra derecha hacia la biblioteca, fue notorio el cambio de altura en el techo y además fue remarcado por un pasillo de unión tal vez demasiado pequeño, este juego de contraposición de dimensiones es bastante común en toda la casa, entrando al lugar se ve de frente un estante bastante grande atiborrado de libros, a la derecha un muro de no mas de dos metros de altura que, es claro, no toca el techo, pues su intención es permitir que la atmósfera de tranquilidad que genera la luz natural no se rompa es decir así basta una ventana alta para iluminar dos o más recámaras con esa luz natural que tan relajante es; a la izquierda, a no mas de metro y medio de distancia, hay un biombo blanco mas o menos de la misma altura del muro, pero más corto, de este modo al avanzar uno primero se topa a la izquierda con la vista del jardín, que ocupa un ventanal completo, uno observa un cuadro de verdor que bien podría ser sacado de cualquier bosque es así que la pared o ventana, mejor dicho, no solo es eso, sino también se convierte en un cuadro, decoración del mismo cuarto que a demás de decorar ayuda a esa senzación de soledad y tranquilidad que predomina, caracteriza la casa. El siguiente elemento que afecta la atmósfera y el lugar son los muros blancos, todos son blancos, intensificando así la senzación de paz e iluminaición natural del lugar, inmediatamente después llama la atención una especie de atril de madera una pirámide cuadrangular sin punta y con repisas que en otra época se utilizase e los coros para que todos pusiesen sus partituras, ésto da un toque especial a esta sección de la biblioteca, pues sugiere la lectura de grandes libros y la erudición que de ellos emana, siguiendo con la observación del lugar la vista se posa en los sillones, cómodos, aunque no dejo de pensar que para alguien tan alto debía ser incómodo bajar tanto para sentarse.

Al girar uno ve de nuevo el muro que divide en dos, o así parece la biblioteca, y se nota inmediatamente un cuadro con unas figuras sombreadas que se hicieron acreedoras a la premisa de que aquél que lograse reproducir el dibujo en la vida real sería una persona más allá de la realidad y comprención humana, esto pues se ven en los prismas, que forman los edificios de la imagen, un sombreado no solo fantástico, sino imposible, pues chocan las sombras que generan, es decir se requeriría de dos soles para generar esas sombras.

Superado el golpe de los dos soles y habiendo cruzado el ya tan mencionado muro, se llega a un pequeño estudio, un lugar reducido, iluminado principalmente por las ventanas en los cuartos aledaños, aquí el la atmósfera cambia un poco, y a la soledad se le añade un poco de amontonamiento, pues en un lugar de no mas de dos y medio por casi dos metros se meten dos libreros y una mesa de trabajo, que de momento, en lugar de los trabajos de Barragán o simplemente en lugar de mostrar el pulido y lacado de la mesa de madera, mostraba una maqueta de la colonia, en la que se ve la amplitud del lugar y lo impresionante del tamaño de la casa antes de que Barragán vendiese partes y heredase otras. Asimismo se apreciaba sobre el escritorio una pequeña figura de color oscuro y forma extraña, que recordaría una gota de agua en un lugar sin gravedad, que aunque uno no lo crea es el reconocimiento al trabajo arquitectónico de Barragán, es decir es el premio Pritzker, premio que, a excepción de Barragán, ningún mexicano ha recibido.

Así pues y despidiendonos de los pedazos de escultura griega nos dirigimos a lo que es la biblioteca en forma, un lugar bastante amplio, que sigue siendo completamente blanco excepto por los libros y libreros, y muebles, lo primeo que se nota al entrar e una ventana enorme, de hecho una de las que se aprecian desde fuera, que da la impresión de un muro ancho, sin embargo uno nota, desde afuera, que lo que sucede es que la ventana sobresale de la pared, en seguida uno baja la mirada y topa con una gran mesa, seguido del tamaño, uno nota los cilindros de diversos tamaños que parecen ser de porcelana y se dice: Bueno, el tamaño... para mayor espacio, las esferas de cristal, pues, de adorno, como las tantas esferas que hay al rededor de la casa, pero los cilindros ¿que función pueden tener? y después de preguntar al guia, si, ese ente de extraña pronunciación afrancesada y aspecto de bohemio recién salido de la universidad sin mas masa que la ósea y que no tiene más pelo y dientes porque entonces su cara se convertiría en algo más que una extraña bisarez que no conseguiría describir con palabras, logra ser de utilidad de ves en cuando, nos informamos que el asunto es que "Bagagán" llevaba ahí a sus invitados de trabajo, pues en los cilindros ponía sus planos, y resultó ser esa misma la razón de que la mesa fuese más ancha que de normal, pues que en una mesa normal no cabrán los planos de manera tan cómoda.

Después de apreciada la mesa desproporcionada uno consigue llegar a la famosa escalera de madera empotrada en la pared, que resulta increíble que haya soportado a un personaje de 1.90 metros, sin embargo al verla detenidamente, a demás de las vetas de la madera uno nota roturas en la escalera, mismas que lo hacen quitarse la tentación de subir y acaba uno siguiendo al guia de regreso por donde se vino hasta una puerta justo frente a donde uno da la vuelta para entrar al espacio con el escritorio la maqueta y el Pritzker.

La siguiente senzación que impacto el recorrido, fue una especie de amplitud, pues en efecto el lugar era grande una cámara enorme, que ahora se utiliza para exposiciones, según nuestro peculiar guia, pero que antaño fue el estudio de "Bagagán", así ante la monotonía de un enorme cuarto de paredes blancas y techo amarillo nos dirigimos a la siguiente puerta, una reproducción a escala de una puerta de caballeriza, y no, la escala no fue a una menor sino todo lo contrario, así uno se encontraba frente a una enorme puerta rosa de caballeriza cuya parte superior es únicamente para regular la iluminación del lugar, y la inferior es en efecto una puerta de acceso a un lugar cuyo nombre deja en claro el tiempo que se tardó Barragán
para nombrarlo, un pequeño espacio con un espejo de agua en una ezquina y enfrente una cantidad considerable de cántaros, a los cuales dieron por llamar ollas, y de ahí llamar al lugar "Patio de las ollas".

En este punto es en el que volteo a observar este conjunto de letras y pensamientos y me doy cuenta que se me solicitó una cuartilla de este trabajo, sin embargo eliminar la mitad de este texto o rehacerlo resulta ridículo, así que a menos que me sea solicitado y o permitido continuar, cortaré la redacción y dejaré el asunto por la paz.


Manuel Soní Rico
A1b

saúl.pavón dijo...

Saúl Pavón Becerril
A1 b

Casa Luis Barragán

La casa que visitamos de Luis Barragán es una casa que está diseñada hasta en el más mínimo detalle y todo con un significado y un uso a capricho y gusto de su arquitecto. Una casa que al entrar uno pierde contacto con el exterior y se transporta en un lugar mágico y misterioso, como Barragán tenía pensado y ya que esto definía su arquitectura.

Este ferviente católico, muestra algunas tradiciones e ideas en manera de expresarlas en todo momento cuando uno está en la casa. Desde lo colores hasta la luz y sin pasar por alto el diseño, son los elementos que integran en sí toda la casa y también cada cuarto y espacio.

Y así queriendo no resaltar de entre las demás, dejó una fachada acorde con la colonia en la que se encuentra la casa, pero una vez adentro, se da lujo de poner cada detalle y en saltarlo en su máxima expresión.

Algo muy particular, es el efecto que hace con la luz, pues ésta, salvo en una ocasión, siempre será indirecta, para crear un efecto de calma y armonía.

Aun habiendo pasado el tiempo, se puede sentir que la casa es de un estilo actual, es por ello que se puede decir que supo manejar bien los materiales y los estilos.

Lo que me llamó más la atención fue la escalera empotrada en un muro, pero a mi consideración, me pareció pequeña y que en mi imaginación podía haber sido más imponente.

En casi todos los espacios de la casa comparto su punto de vista y el uso de elementos que utilizó, pero en el único lugar que no concuerdo del todo en el comedor, pues a mi gusto está algo obscura y aunque logra su objetivo en que el comedor tuviese como invitado al jardín, pero no considero el uso del color ni de la distribución.

Por otro lado, algo que también me causo impacto fue el uso de diferentes alturas para pasar de un cuarto a otro, pero lo que no concibo es que si como él era alto, cómo podía pasar por ese lugar, ¿no le resultaría un poco incómodo? Por el contrario creo que sí es muy útil la diferencia de alturas para que la luz pudiera pasar y así iluminar el cuarto deseado con luz natural, pues recordemos que tenía cierta inspiración en una hacienda, particularmente la que estaba situada en Guadalajara, por ello aprovecha la mayor cantidad de luz natural y diferencia de alturas en los diferentes espacios.

Arraigado a ciertos pensamientos religiosos, obtiene su deseo en aislar del exterior la casa y con ello utiliza varios elementos, como el de no poner ventanas que den al exterior, salvo en el cuarto de visitas, o los elementos que tienen una ventana para él, un muro, un árbol y el cielo. Del mismo modo, la pasión por los caballos la expresará en varios momentos, como en la puerta para el patio de las ollas, donde se hace semejanza a una puerta de un establo, cuyo uso es limitado a proporcionar luz al cuarto.

Esta casa es indudablemente, mágica y misteriosa, además de maravillosa tal como fue planada por el único mexicano ganador del premio Pritzker de Arquitectura. Haciendo única esta visita pues mantiene un cierto encanto de ella en cada espacio, en cada rincón, en este abandono del tiempo y del espacio exterior cuando uno entra en ella.

Mauricio Galindo dijo...

Casa Luis Barragán:

Al llegar a la calle de la casa Barragán se observa al fondo una casa de color gris de aspecto descuidado que combina con el resto del barrio, lo único que hace contrastar a la fachada de la casa de las otras es las grandes proporciones que exhibe diferenciándola del resto de la mayoría de las construcciones de tipo modesto que se erigen sobre la calle General Francisco Ramírez.

Al aproximarse a la casa se observa una placa de la UNESCO que hace mención de la casa Barragán como patrimonio mundial de la humanidad, cabe mencionar que este es el único inmueble de su tipo que tiene este tipo de reconocimiento en toda America Latina.

Al pasar por la estrecha entrada hacia la casa la percepción que se tenia hasta el momento de la residencia cambia radicalmente, ingresas por un pasillo con piso negro de piedra volcánica típico de las obras de Luis Barragán, con una iluminación que crea un efecto envolvente al mezclarse con el calido color amarillo de las paredes y logra contrastar con el color rosa del vestíbulo que es la siguiente habitación de la casa.

Igualmente recubierto de piedra volcánica el vestíbulo es un pequeño espacio dentro de la casa en el que Barragán juega con el color rosa y un tenue morado, de ahí se levantan unas escaleras que se mezclan con el resto de la geometría del cuarto que no tiene barandales, a un costado del cuarto las paredes están recubiertas por puertas que crean misterio dentro de la habitación. Al subir las por las escaleras hay un cuadro de grandes proporciones totalmente dorado que refleja intensamente la luz que cae desde un tragaluz justo encima de este, a la izquierda del cuadro hay una puerta mas, también colocada para crear misterio.

La sala y la biblioteca están cubiertas por un techo con vigas de madera, en la sala hay una chimenea que se desprende paralelamente de la pared, todo el piso de esta área esta recubierto con piso de madera. La luz entra desde un ventanal por el cual pude admirarse el jardín de la casa, en el cual Barragán lo hizo parecer mucho mas grande de lo que es cubriéndolo de vegetación y dándole un aspecto de bosque.

En el estudio la luz entra desde una ventana en la esquina y esta cubierto por vigas pintadas de amarillo en diagonal, el desayunador es un espacio pequeño en el cual Barragán se lograba aislar, el comedor esta hecho para que lo invitados vean hacia el jardín, ahí juega con las luces y colores.

Así pues la casa esta llena de símbolos religiosos excepto en el el cuarto blanco del segundo piso.
Quizás lo que se le reconoce a Barragán en esta casa y en sus obras, por lo que gano el premio Pritzker de arquitectura y por lo que su casa es patrimonio de la humanidad, fue su visión hacia la modernidad reflejada en sus obras que difícilmente so podría haber visto en esa época, esto queda reflejado a la perfección en su casa la cual combina un estilo moderno y lo mezcla con lo tradicional.

adrian.tejeida dijo...

La casa Luis Barragán guarda ese encanto vanguardista que a cualquier persona cautiva. En si guarda un sin fin de simbolismos y una mezcla de culturas y personalidades fenomenales.
Un ejemplo claro de esta influencia extranjera de culturas es que para entrar a cada espacio de la casa, tenias que girar hacia la izquierda, y esto fue ya que en un viaje que realizo a la cultura musulmana, la tradición [on marcaba este tipo de tabúes.
A su vez es impresionante la pasión que Barragán sentía por los caballos. Una impresionante colección de estatuas de caballos, de zapatos para cabalgar y de un trofeo único para un mexicano.
Es de cierto modo impresionante que con tan altos espacios dentro de la casa, esta fuera tan cálida, Barragán había colocado en el último piso de la casa un techo especial que filtraba el calor y mantenía una temperatura ambiente muy debida.
Para redondear toda esta belleza estética, cabe mencionar también la manera en la que colocaba los muebles. Estos todos empotrados de cierta manera en la casa, que parecían que estaba flotando, una ilusión óptica peculiar y característica del trabajo de Barragán.
Ahora bien, además de todo este lujo y vanguardismo, la naturaleza forma parte esencial del ambiente en que se desarrolla la casa. Barragán solía decir que si querías pintar alguna cosa de verde, bastaba plantar árboles para así cumplir ese deseo. El jardín de la casa Barragán mide solo 200 m2, pero por la distribución de las plantas este daba una impresionante profundidad y permitía engañar al ojo humano. Es importante señalar que Barragán había colocado una bocina en el jardín de la casa, algo inédito para su época e incluso para la actualidad.
La religiosidad mostrada por Barragán, es parte esencial de su estilo. En una de las recamaras de visitas, al cerrar la ventana por las mañanas, se formaba el halo de una cruz provocado por la construcción de los marcos de la ventana.
El estilo Barragán para decorar sus paredes era algo sublime en su construcción. El color rosa y el amarillo, así como su mezcla constituyen el alma de la casa. La utilización perfecta de estos colores permitía una iluminación perfecta y un marco artístico monumental.
Para finalizar, Barragán nos muestra ese lado funesto y solitario de su vida, al colocar las sillas de las cabeceras de las mesas, mas grandes que las demás, así como el cuarto destinado únicamente a las mujeres que le solían hacer compañía.

jorge dijo...

Cuando lleguè a la calle de la casa Barragán observè al fondo de la calle, una casa de color gris, con aspecto, que a mi me pareciò descuidado y sucio. Aunque debo decir que el rumbo era parecido al de la casa, aunque esta era mucho màs grande en proporciones. En la entrada de la casa observè una placa de la UNESCO, ya que la casa Barragán es un patrimonio mundial de la humanidad, y digo esto no es cualquier cosa, ya que es la unica casa que tiene este reconocimiento en toda America Latina.
La entrada esta un poco estrecha, de ahí ingresas al pasillo, el cual tiene un piso negro de piedra volcánica, algo que caracteriza a Luis Barragán
Yo creo que lo mejor de esta casa es la iluminación, ya que crea un efecto raro ya que el color amarillo de las paredes logra contrastar con el color rosa del vestíbulo, la siguiente habitación tambien està recubierta de piedra volcánica. En este espacio se juega con el color rosa y un tenue morado, de ahí se levantan unas escaleras muy padres que se parecen al resto de la geometría del cuarto. Las puertas crean un misterio dentro de la habitación.
Subì escaleras y había un cuadro de grandes proporciones totalmente dorado que refleja intensamente la luz. Despues fui a la sala y a la biblioteca, el techo está cubierto por un techo con vigas de madera, en la sala hay una chimenea muy padre y el piso es de madera. La luz entra por un ventanal, de donde se puede ver el jardín de la casa. El cual Barragán lo hizo parecer mucho mas grande, simplemente cubriéndolo de vegetación y lo que le da un aspecto de bosque.
Algo que no me gusto fue el desayunador ya que era un espacio pequeño donde barragán se lograba aislar. El comedor es sencillo y su carateristica es que los invitados vieran hacia el jardín
Al go que me llamò la atención fue que la casa estaba llena de símbolos religiosos excepto en un cuarto el cual Barragán usaba para llevar a sus “amigas”
Quizá lo que más me gusto de Barragán fue el premio Pritzker de arquitectura y que su vision era muy moderna, algo difícil en su època.
Lo unico malo de la casa es que olìa muy feo y estaba muy sucia.

miguel.valladolid dijo...

Valladolid Calderón Miguel Ángel

Visita a la casa de Barragán
La visita a esta casa fue una actividad muy interesante, ya que en ella vimos muchas de las cosas explicadas en clase. Esta casa es muy interesante por su construcción, a pesar de tener más de cincuenta años de construcción. La forma en la que está construida la casa es una prueba de que Barragán fue un gran arquitecto.
Su casa es algo fuera de lo normal, con una gran cantidad de puertas, sobre todo cerca del comedor, la sala y el jardín. La iluminación de la casa es diferente a lo convencional, ya que hay una gran cantidad de luz del sol que entra por los domos o por las ventanas, además solamente hay una lámpara colocada en el techo, todos los demás focos se encuentran en lugares fuera de lo normal. Al momento de entrar a la casa y cerrar la puerta todo se vuelve silencioso, según nos explicaron es porque Barragán era muy religioso. Barragán era una persona muy religiosa, esto se puede ver con las figuras y pinturas religiosas que hay en la casa, así como en el desayunador en el que hay una cruz justo debajo de la puerta que lleva al comedor y en el mueble usado para misa en el que colocaba las cosas que sus amigos podían tomar para llevarse. La combinación de colores usados para pintar la casa se ven bien combinados a pesar de ser colores muy poco usados para pintar una casa. La azotea es un lugar muy interesante ya que solo son paredes altas, el objetivo de estas paredes es hacer que las personas voltearan para ver el cielo. De igual forma el jardín esta hecho de tal forma en la que se ve como si fuera mucho más profundo de lo que en realidad es.
La visita fue interesante porque vimos algunas cosas raras en una casa como la combinación de colores, el jardín usado como cuadro y diferentes efectos para dar luz color miel. Estos elementos hacen de la casa de Barragán, una casa de fachada normal, un lugar diferente.

Hector dijo...

Héctor Rosado Peña A1b

Casa Barragán

La casa-estudio Barragán me pareció muy interesante, en lo personal el estilo arquitectónico de Barragán es uno de mis favoritos.
Al llegar a la casa y observar su fachada, me desilusione un poco ya que la casa tiene mas de 60 años y la fachada esta sin pintar y grafiteada, pero al momento de entrar y ver el estilo Barragán, se me quito mi desilusión.
El recorrido comenzó por la Biblioteca, lugar donde Barragán recibía a las visitas, lo más sobresaliente de ese espacio es la iluminación que proviene de dos ventanales localizada a los costados de la Biblioteca la cual permite tener iluminación natural hasta las 7 pm sin necesidad de lámparas. A Barragán no le gustaba la simetría y se ve muy claro en esa casa porque todas las paredes tienen diferentes alturas y algunas se encuentran inclinadas de la parte de arriba.
Después nos dirigimos hacia el estudio de Barragán, el cual tiene una ventana muy grande y el techo amarillo permitiendo tener una iluminación excelente en todo el estudio, ya que Barragán era un aficionado a la equitación y le gustaban mucho los caballos, la puerta que conduce del estudio al patio esta hecha como si fuera la puerta de un establo de caballos, en donde se abre la parte de arriba para iluminación y la parte de abajo para pasar hacia el patio.
En el patio vamos a encontrar una fuente con fondo negro hecha para que pareciera muy profunda creando un espejo de agua, al fondo hay un caminito que nos va a llevar al jardín de la casa. El jardín tiene dos sentidos muy creativos; el primero es la idea de naturaleza muerta en el frente, simulando como si fuera una jungla, y el segundo es la naturaleza viva que se alcanza a ver al fondo, un jardín muy extenso y muy bien cuidado. A Barragán le gustaba mucho el sonido del agua por lo que en su jardín tenia otra fuente.
Después de visitar el jardín pasamos al comedor, lo curioso del comedor es que el comedor con la ventana que da hacia el jardín están en diferentes costados y esto fue creado con la idea de poder observar desde el comedor la vista del jardín.
Después pasamos al ante comedor, un cuartito muy aislado con alfombra amarilla y una cruz al borde de la puerta, ahí Barragán santificaba los alimentos, de adornos en el comedor hay dos platones que dicen ``Soledad`` y Barragán pensaba que estando solo era la única forma de poder reflexionar.
Al terminar de visitar el comedor, pasamos a la planta alta del inmueble, cabe resaltar que los colores que predominan en la casa, son colores muy vivos como amarillo, morado, rosa y blanco. En la parte alta, pasamos a visitar las habitaciones, en este caso eran habitaciones sencillas donde la luz otra vez se vuelve muy importante por medio de la madera y de los tragaluces.

La terraza de Barragán localizada en la azotea en una terraza poco común ya que, las paredes son muy altas y t prohíben la vista hacia la ciudad, es únicamente una terraza de reflexión.
Barragán tenía una habitación llamada la habitación blanca, ya que no tenía ninguna imagen ni cruz religiosa ya que ahí Barragán se llevaba a sus novias y amigas.

saul figueroa dijo...

Desde el exterior la casa Luis Barragán parece una edificación más dentro del conjunto de edificios que se localizan junto a ella, su fachada no es espectacular y no muestra indicios que dentro de esta edificación se encuentra una de las obras arquitectónicas de uno de los mejores arquitectos mexicanos.

El interior nos muestra porque esta casa ha sido reconocida por parte de la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Este lugar donde se desarrollo la vida cotidiana de un artista, el trabajo de otros cuantos compañeros, ahora es un recinto cultural que guarda un poco de historia, acerca de lo que fue la vida de estos personajes, incluyendo parte de su obra.

Este lugar que ahora está en manos de una serie de personas encargadas de su cuidado, fue en algún momento una casa con un estilo muy innovador para su época. Donde Luis Barragán tuvo cuidado en todos los detalles, su iluminación, la forma en que utilizo los colores, es algún impresionante dentro de la obra arquitectónica, la cual estaba sujeta constantemente a cambios, y que aun así aun se conserva como patrimonio de la humanidad.

El recorrido por este edificio es impresionante, la casa aun conserva gran parte de su esplendor, aunque el transcurso de los años la ha ido desgastando. Dentro de este lugar se pueden ver diferentes cuartos que asemejan cualquier casa, y que sin embargo también la caracterizan como el recinto de un artista. Gracias a este lugar pudimos conocer también parte de la vida en la época, por ejemplo el recibidor que ahora no se encuentra en muchas casas, el tipo de libros que tenía el artista, sus costumbres, y demás. Es un lugar que se ha convertido en parte de la historia de la humanidad.

En mi opinión esta es una casa digna de admirar, aún mantiene el estado que hace varios años. Y es una obra característica de un arquitecto mexicano, por tanto forma parte de nuestra cultura nacional.

up.manolo.s dijo...

CASA BARRAGÁN
La Casa Barragán me pareció una casa muy diferente a lo estaba acostumbrado a ver en cuanto a detalles arquitectónicos, en lo particular me gusto la forma de pensar de Barragán en cuanto a los muros pues es cierto lo que decía los muros no deben de ser para aislar, sino solo para dividir, me gusto el detalle que tiene toda la casa de la luz, tratar de aprovechar la mayor cantidad de luz natural y solo poner lámparas en lugares escondidos en donde no entra nada de luz, me gusto mucho el ventanal de la estancia principal donde está la biblioteca, ya que tiene una vista realmente buena hacia el jardín de la casa, la casa tiene detalles interesantes como que casi todo forma números impares, el detalle religioso no podía faltar en la casa, ya que como buen mexicano la religión es importante siempre, los suelos en general de la casa también me gustaron mucho la combinación madera con piedra volcánica era un buen contraste, lo que no me gusto de la casa fue que la escalera no tenía barandal, que yo siento que es muy necesario, tampoco me gusto que pintara las puertas y los marcos del mismo color y menos si el color es tan extravagante como el amarillo, en lo personal me hubiera gustado ver el jardín de la casa de al lado que nos contaron que Barragán también cuidaba, en términos generales la casa es bonita aunque la note un poco triste.

eduardo.medina dijo...

José Eduardo Medina Pérez

Ensayo Casa Barragán

Llegando a la casa de Luis Barragán la primera impresión que tuve fue que la fachada no se veía llamativa y no se distingue de las casas de alrededor y tiene unas ventanas opacas muy feas, daba la impresión de que era un tipo de bodega, por lo mismo me pregunte si el recorrido seria muy aburrido, pero no fue así, fue un recorrido normal como cualquier otro, la verdad es que yo me esperaba algo mucho mas sorprendente en la arquitectura de la casa, no se me hizo tan sorprendente la forma en que esta construida, pero si me llamo mucho la atención de que Barragán cuidaba hasta el mas mínimo detalle de su hogar, pensando siempre en la privacidad y en la tranquilidad.

Barragán cuidaba todo detalle de su casa, como estaba orientada, los inmuebles, los muros y los colores. Su casa tiene tres colores principales que son el rosa, el amarillo y el blanco, esto era para que la casa tuviera un ambiente calido.

En los lugares de la casa donde predominan el color amarillo y el color rosa, es con la intención de dar un ambiente aún mucho más calido. En los lugares donde predominaba el blanco es con la intención de dar un ambiente fresco. La casa esta diseñada como un tipo de hacienda, ya que a Barragán le gustaban mucho los caballos y esto le llamo la atención para hacerla con un ambiente de hacienda. Dentro de la casa no te dejan sentarte ni tocar nada, esto lo hacen con el propósito de conservar intactos los inmuebles de Barragán y no pierdan la esencia de la construcción con que fue hecha.

De las cosas que me gustaron de la casa fueron las escaleras y la piedra con el que esta hecho el suelo, las escaleras me llamaron la atención ya que solamente están ancladas a la pared y no tienen nada por debajo de ellas, la piedra del suelo es piedra volcánica que Barragán se molestó en traer del pedregal, del cual Barragán planeo su construcción.

A lado de la casa de Barragán esta la casa de la familia Ortega, esa casa se las vendió Barragán y también fue diseñada por él.

alejandro.jean dijo...

Aleajndro Jean Riquelme

Cuando íbamos a empezar nuestro recorrido, lo primero que me sorprendió es la fachada, ya que yo me la imaginaba diferente, debido a la importancia de esta casa, pero con base a la explicación de nuestro guía, me entere que es así ya que Barragán no quería que sobresaliera de las demás, sino que quería que fuera como todas las del barrio, cosa que me hizo pensar que Barragán era una persona sencilla, que no le gustaba destacar sobre los demás.
Cuando entremos a la casa, me llamó la atención la tranquilidad y serenidad que se vive ahí debido a la religiosidad de este personaje y que los focos que alumbran en la casa, ninguno está en el techo (con excepción de uno de la cocina, ya que fue un regalo y debía de ponerlo). Estando ahí dentro, te olvidas completamente de que afuera hay una ciudad caótica, llena de estrés, problemas……..
Analizando la casa, me di cuenta de que sobresalen los colores inusuales, como el rosa o el amarillo; esto debido a que los usaba para la iluminación de ésta, detalle que me llamó mucho la atención, porque así es en toda su casa, siempre buscando darle la mejor iluminación. Otra impresión que tuve cuando entre, fue el cuestionamiento de porque habían tantas puertas, cosa que descubrí al final del trayecto: “magia y misterio”.
Algo que me sorprendió fue la gran altura que había en los techos, cosa que contrastaba con el pequeño tamaño de las puertas. Algo que llama mucho la atención de esta casa, es el buen estilo decorativo y la buena iluminación que tiene. Al ver la escalera de su biblioteca, sentí mucha emoción, ya que anteriormente la habíamos hecho en sketchup y me dio gusto saber el porque de ese trabajo.
Hablando de los gustos que tenía, me llamó la atención de que en cada lugar de descanso (llámese: sala, jardín, biblioteca, entre otros) había un tocadiscos para relajarse, acción que me hizo pensar que era una persona con varios conocimientos musicales. Cabe mencionar que para relajarse, también le gustaba escuchar el sonido del agua.
Me hubiera gustado ser uno de sus invitados, porque en cada lugar diseñado para éstos, hay un detalle para que se sintieran como en su casa, como en la cocina, que la vista daba al jardín para darle un estilo diferente al lugar.
De la parte superior de la casa, comparto su forma de organizar sus cuartos, los cuales eran muy silenciosos (al igual que toda la casa) y tenían todo bien organizado; al igual de esa primera impresión al entrar de no ver el contenido hasta dar la vuelta.
Como conclusión de esta visita, puedo decir que salí con dos impresiones, de decepción y de admiración. La primera la menciono porque tanto se hablo de esta visita, y se vieron imágenes de otras casas diseñadas por él, que pensé que iba a estar más impresionante (sin quitarle la gran impresión que tuve de la casa al término del recorrido). Y admiración hacia Barragán, ya que toda su casa esta diseñada hasta el más mínimo detalle. Y no solo por eso, sino también por haberla hecho así en la época en que vivió, lo cual era completamente distinto a lo normal.

Freddy.Nava dijo...

Freddy Nava González

CASA DE LUIS BARRAGAN

Al principio del recorrido al observar que esta en una casa sin fachada alguna y sin colores que la distinguieran, pensé que iba se un recorrido bastante aburrido pero no fue así, sin embargo fue muy interesante al ver que por la casa se encuentra unida a otra pero no es así, si no que es la misma nada más con dos puertas, en ese momento deduje que iba ser un camino largo.

Al ver las distintas perspectivas que tenia Barragán, me di cuenta que él siempre va a tender a no usar lámparas sobre el techo, ese fue lo que observe en torno a toda la casa, lo que a él le importa es utilizar más a fondo la luz natural que brinda el sol y de este modo así puede utilizar un tipo de vidrio que le brinda el color que uno desee y por lo tanto él pintaba sus muros de tal forma que pueda observarse la tonalidad que hay en dicho cuarto.
Uno de sus afanes para demostrar en su casa la forma de que es muy católico es con la formación de varios crucifijos por medio de las paredes, ventanas, puertas entre otras, pero una de las cosas que hace llamar la atención es aquella en la cual él hace apropósito las puertas mas chicas que él y eso lo hace para que cuando pase por una puerta pueda inclinar la cabeza y hace hacer una reverencia a la imagen de Dios. Lo interesante también se muestra de misma forma en aquella puerta que se encuentra en el ante comedor que sirve ese cruz para bendecir los alimentos antes de llevarlos a la mesa principal o cuando le daban de comer a él mismo.
Pero mejor aún es que la casa se da por medio de una serie de laberintos desde que uno entra hasta donde uno sale, pero lo que le hace más atractivo es la forma en la que pone los muros, según él dice que los muros no son para que uno no pueda verse si no que delimitan el espacio entre uno y otro y para mí al llagar a esa conclusión es buena, además en su casa uno no puede pensar que esta grande si no que es chica pero como tiene laberinto pues se hace más complicada salir de un lugar a otro, el fin de esto es como de perder a uno y hace que se equivoquen pero uno llega al mismo lugar siempre, esa fue una de las impresiones que me dio al subir las escaleras.

De las cosas que puso Barragán me agradaron bastantes pero la que más me gusto fue la del estanque con los cantaros además que eso se ve muy bien, yo me fije que él siempre va a tender a jugar con el agua para que las cosas puedan dar una serie de reflejos una tras otra. Sin embargo también me agrado mucha la idea que tiene en poner las esferas para que se vea más profundo el cuarto fue una de las cosas que me impacto bastante ya que él las va a poner en todos lados y lo mismo lo hizo en su baño pero los puso en los focos que no se como habrá hecho gran cosa.

También el jardín me pareció interesante ya que los árboles dan profundidad y sobre todo el color verdezco y natural que brinda, una de las cosas que si me agrado mucho de él, fue el que tuviera si privacidad que no lo molestaran y que él siempre a cada momento nunca se queria distraer ya sea comiendo o cuando algo paso por su pasillos por eso mismo hace las muros de la cocina lo más grande que pueda, y pues en conclusión puedo decir que Barragán fue un gran arquitecto, que pudo haber hecho mucho más que una o dos casas, además que es muy impresionante su forma de pensar en cada detalle ya sea con los escalones o diversas cosas que tuviese su casa y pues ahora se por que le dieron ese premio al mejor arquitecto y yo creo que en verdad si se lo merece hasta más prodría llegar ha pensarce.

Pak8ed dijo...

Francisco Franco A1B

Casa Luis Barragán

Después de una corta parada al autoservicio de una famosa cadena de comida rápida, aunque no necesariamente tratado como un “rey”, y un largo camino por el periférico, arribé por fin a la famosa “Casa de Barragán”.

Como la mayoría de los ensayos comienza, compartiré también que la fachada nos aporta una mala imagen de la casa. Esa gran pared de un blanco ya sucio y unas cuantas ventanas no fue para mí una buena seña porque me imaginaba algo que rompiera con el esquema de edificios de alrededor. Sin embargo, creo que es una buena idea para disfrazar una espectacular casa y hacerla casi como todas las demás.

Esperé unos minutos para ser recibido y pagar la cuota impuesta, y así proceder con la visita guiada. Nos explicó todos los detalles una amable joven, apoyada por un compañero, aunque no recuerdo su nombre.

Al entrar por ese pequeño recibidor iluminado indirectamente por un pilar y por la luz de la tarde atravesando los cristales teñidos de amarillo de la puerta, me dije que si éste era el comienzo podía esperar una gran cantidad de detalles igual o más sorprendente. En efecto, así lo fue.

Para empezar, el uso de los colores tan llamativos en las paredes es una gran idea por el aprovechamiento de la luz. La mobiliaria también da un toque diferente y único a la casa, pues algunos muebles como los sillones “miguelito” dan un toque vanguardista y no viejo. Recuerdo ese gran cuadro dorado al término de la escalera, que según los guías se aprecia mejor en la mañana.

Uno de los detalles que fueron de mi agrado, es el manejar las grandes alturas de los techos ya que logra un gran ambiente y no hace monótona a la casa. Es impresionante también como se fijaba hasta en el abrir de las puertas, que al pasar a la otra habitación y “recargar” la puerta en la pared, tanto una como otra tuviera el mismo color; o el esconder objetos con cortinas o plantas.

La idea de los espacios abiertos fue interesante con respecto al uso de los árboles, plantas y enredaderas; su concepto de que en vez de utilizar el color verde en una pared se use vegetación, me pareció cierto e increíble pues nunca lo había contemplado de esa forma. También lo fue el hecho de poner esferas para darle mayor profundidad a los cuartos.

Sin duda alguna pienso que la construcción de esa casa fue una de las mejores aportaciones de Barragán, y anima a tomar ciertas ideas para la edificación de nuevas piezas arquitectónicas y decoración de hogares.

cesar.herrera dijo...

Casa Barragán

Me gusto muchísimo esta clase extramuros que hicimos una visita a la Casa de Barragán. La verdad la casa no va mucho con el tipo de zona que es ahí, una zona muy brava en pocas palabras. Pero siento que es una casa que fue construida mas hacia los gustos y necesidades de Barragán a que buscando lo estético, que la verdad era lo que yo esperaba ver, eso era lo que me imaginaba, iba con otra idea muy diferente a lo que me encontré. Me llamo muchísimo la atención por lo mismo de la idea con la que iba, que la fachada de la casa no estaba pintada, estaba en su color natural, el color del cemento. Después una ves que entramos ya lo vi mas como museo, cuando vi la tienda de cómo recuerdos o libros a la derecha. Después entramos directo hacia el jardín, en donde nos encontramos con el grupo, y pude ver el como le gustaba mucho la vegetación, me gusto mucho y me llamó mucho la atención el como hizo un jardín gigante en tan poco terreno, el como jugo mucho con las plantas y las dimensiones, y parecía un jardín enorme. También algo que me llamo mucho la atención es el como había en muchas partes de afuera unas como pilas de piedra con agua que según nos dijo el guía, que Barragán las usaba como fuente, ya que a el le gustaba mucho el sonido del agua cayendo, que decía que le daba mucha tranquilidad y armonía. Estas fuentes nos explico el guía que funcionaba por medio de una manguera como de tubo PBC delgado que iba en la parte de arriba colgando con una alambre, y ocultada por unas enredaderas alrededor, y simplemente caía el agua. Otra cosa que me llamo muchísimo la atención fue que en muchas partes de la casa, sobre todo me llamo mucho la atención el como tenia una bocina muy grande por lo que vi en una esquina metida en la pared y cubierta por una cortina que llegaba hasta el suelo. Esto nos dijo el guía que a Barragán le gustaba mucho el tener música como ambientando, los lugares de la casa. Después pasamos a un lugar en donde tenia un como estanque, en donde Barragán también jugo mucho con las dimensiones, y lo hizo de tal manera que parece que es todo un pozo pero muy muy profundo, mientras que tiene nada mas unos cuantos centímetros de profundidad. Este efecto que le da me gusto muchísimo. Después entramos a su casa otra ves, y pasamos a la parte del comedor, en donde nos enseño el guía el como la ventana estaba cargada hacia fuera, hacia el fondo de la pared, para dar como que el efecto de aptitud. Nos contó el como tenia todas las sillas viendo hacia el jardín porque decía que el jardín era como un invitado a la comida, y vimos que la alfombra tenia un color muy miel, ya que le gustaba mucho ese color y nos dijo el guía que lo usaba para aprovechar mas la luz, aparte de que le gustaba mucho. También en esa parte del comedor, pegada a la pared del fondo tenia en una mesita una bola como del tamaño de un balón de fut bol que brillaba como una esfera, pero de cristal, que lo que nos decía el guía es que era una esfera que controlaba los espacios o algo asi, que porque a Barragán le gustaba saber que era lo que pasaba en los curtos, es por eso que a lo largo del recorrido vi como dos o tres mas. Después pasamos a lo que era el antecomedor, que estaba a la derecha del comedor, pasando por una puerta, este era un cuartito muy chico, en donde había un mueble con botellas de cristal arriba. Ahí lo que nos decía el guía es que a Barragán le gustaba mucho coleccionar las botellas es por eso que las tenia ahí. Algo que me llamo muchísimo la atención de ese cuartito, es que en la puerta justo en el marco, en los bordes del lado izquierdo, había un como tipo de zoclo pegado que justo al cerrar la puerta formaba una cruz, y justo abajo cargado hacia la esquina había una mesita en donde lo que nos decía el guía, que a Barragán lo que hacia era que ponía ahí en esa mesita y ahí bendecía los alimentos. Después salimos del antecomedor, y el guía nos indico en donde estaba la cocina, pero no pasamos ahí porque nos dijo que ahí no se podía pasar que porque ellos la usaban, y estaba sucia. Pero en ese mismo lugar que estábamos afuera de la puerta de donde estaba la cocina me llamo mucho la atención el como había en la otra esquina tres puertas casi pegadas, pero eso ya no nos dijo el guía que eran, pero me llamo mucho la atención. Después nos dirigimos hacia las escaleras que me daban mucho miedo porque no había barandal y sentía que me iba a caer. Eso también fue algo muy peculiar de esa casa, el que no hubiera barandales en las escaleras. Al subir las escaleras nos dirigió hacia un pasillo en donde estaba todo oscuro pero me gusto muchísimo el como en una mera esquina había un arcángel dorado padrisimo sobre una base, pero lo que me encanto de este es que justo en la parte de arriba había un hueco en forma de cuadrado, por donde pasaba la luz que había afuera y le reflejaba directo y únicamente al arcángel, entonces le daba un efecto padrisimo, el como estaba todo el cuarto oscuro, y el arcángel dorado brillando, parecía que estaba prendido o algo por el estilo. Después nos dirigimos a una como sala de estar, una sala chiquita con unos sillones, en donde lo que nos decía el guía que ese cuarto era muy peculiar, porque lo que nos decía era que en toda la casa había muchas figuras o imágenes religiosas, y en este cuarto no había nada de eso, ese curtito era el único lugar de la casa en donde no había nada religioso porque ahí era en donde Barragán estaba con todas sus amigas o sus novias, cosa que a todos nos llamo mucho la atención y nos dio mucha risa. Después nos dirigimos hacia la parte en donde estaba su cuarto, en donde vimos una de las dos únicas ventanas que nos dijo el guía que daban hacia fuera, hacia la calle, ya que las demás daban hacia adentro de su casa. Y lo que tenían de peculiar esas ventanas era que estaban cortadas en cuatro también formando una cruz, cosa que me llamo mucho la atención, el como se le ocurrían esos tipos de detalles. Después pasamos a lo que era su baño en donde vimos que tenia dos regaderas, una pegada a la otra, cosa que también nos sorprendió, y lo que nos decía el guía era que una regadera la usaba para bañarse normal y que la otra la usaba para luego luego después de bañarse echarse agua muy fría, ya que decían o mas bien dicen que es muy bueno para evitar enfermedades. En uno de los cuartos a los que fuimos nos contó el guía que una de las ventanas que había que daban al jardín, era que el la usaba para ver su casa de enfrente y que esa casa de enfrente el la vendió con la única condición de que le dejaran mantener esa ventana para poder seguirla viendo. También vimos el como en una pared falsa, una que estaba hueca, en la parte de abajo había una puertita, la cual abría cuando hacia mucho frió en el cuarto y se liberaba el calor que había ahí adentro y servia para calentar el cuarto. Después fuimos al lugar en donde tenia el premio que ganó, uno equivalente al premio novel pero de arquitectura. Y vimos como habían al otro lado unas escaleras en donde al bajar estaba una sala grande en donde se quedaban los invitados, y tenia toda la pared llena le libros. Después de ahí subimos a la azotea en donde estaba pintado de un rosa mexicano, y nos mostró el guía el como también había jugado con las dimensiones y daba unos efectos de amplitud del patio. En la parte de debajo de esas escaleras que nos llevaron a la azotea nos enseño un Cristo de una madera muy especial, que nos dijo que eran muy caros y muy escasos, porque esa madera en especifico era muy difícil de trabajar, también vimos sobre un mueble unas botas de cabalgar, una vara con un cuero en la punta, y otra vara con un calzador en la punta, y lo que nos decía el guía era que a Barragán le gustaba mucho montar a caballo. Algo que me llamo mucho la atención es que no había una televisión en toda la casa. Y fue ahí en donde concluimos nuestra visita a la casa Barragán, y nos dirigimos a la parte por donde entramos para tomarnos nuestra fotografía de grupo.

Luis dijo...

Casa Luis Barragán

Las casa fue construida en 1948 y ahora se considera patrimonio mundial. La fachada de la casa no es muy llamativa que digamos, pero el interior si lo es.
En el recorrido de la casa me llamaron muchas cosas la atención, como la iluminación que tiene la casa. Barragán aprovecho mucho la iluminación natural. Algo que me llamo mucha la atención de la casa era como la iluminaba a través de puras lámparas, no se veía ningún foco colgando del techo. La sala es uno de los mejores ejemplos donde se ve la iluminación natural gracias a que tiene una gran ventana donde se puede apreciar el jardín. Otro detalle que me agrado fue los colores que Barragán usa, en casi toda la casa los colores son blancos, como en cualquier otra casa, pero en algunos lugares usa unos colores muy llamativos como el amarrillo y el rosa mexicano. Uno de los ejemplos de estos colores es el comedor que tiene una gran vista al jardín. En el desayunador lo que me llamo la atención fue como Barragán alza la ventana para que así se esconda de la gente que pasa por el jardín, y para que así no sea visto o interrumpido . Otro de los detalles que me llamo mucha la atención del desayunador fue como hace una cruz desde el marco de la puerta.
Las habitaciones eran muy sencillas, pero tenían un detalle que era la ventanas. Las ventanas de la habitaciones tenían una muy mala vista que era a la calle, pero Barragán les puso una cosa a las ventanas para que si no querían ser interrumpidos por los de afuera, los cerraran y ya nos los vieran los de afuera, y cuando los cerraban todavía podía entra la luz ya que tenía cuatro dedazos de madera para que los cerraran. Un detalle que me llamó la atención de eso fue que cuando cerrabas los cuatro dedazos de madrea formaba una cruz.
Barragán hizo que su casa se viera mas grande, gracias a que hace unas ventanas que dan al jardín de la casa de los vecinos, y con eso hace que se vea que su casa tenga un jardín enorme cuando no lo tiene.

gabriel Villela Aranda dijo...

Gabriel Villela Aranda
El dia 25 de septiembre del presente año nuestro salón fue a visitar una de las casas de un arquitecto muy famoso pero ya difunto esté es Luis Barragán quien fuese muy solicitado en su momento.
Nos dirigimos a la calle Francisco Ramírez donde se encuentra el domicilio, al entrar a la casa pasas primero por un vestíbulo muy propio de la época ya que durante ese tiempo la gente de aquí de México no acostumbraba a pasar a los demás más allá del vestíbulo.
Primero entramos a su sala y en la cual había un gran ventanal que daba al jardín y eso era para dar la apariencia que estaban unidos y para que se viese mas grande la casa y las paredes no tocaban con el techo y eso era para que las corrientes de aire corrieran libremente y se ventilara mejor.
En el muro que daba al exterior solo contaba con pocas ventanas para conservar la privacidad que tenia la gente a dentro de la casa. En esa parte están las escaleras “flotantes” que esta empotrada en la pared y que fue muy innovadora en su tiempo.
En su comedor todo era rosa para darle como continuidad a la zona de esta misma.
En la parte de arriba tenia su azotea donde hacia experimentos de pintura en los muros para ver que tal se veía.
Las ventanas de la parte de arriba de la casa tenían forma de cuadrado para controlar la cantidad de luz que la gente lo gustaría tener, las luces todas estaban en el piso por lo cual la casa era muy obscura.
Cuenta con su salón de manualidades donde podía controlar la luz que entraba para tener mejor visión de donde iban las sombras y todo eso.
En la pared de la subida de la escalera tiene un cuadro dorado que ayuda a reflejar la luz del sol cuando entra por medio de la ventana y asi alumbrar mas

Andres dijo...

Cuando llegue a la Casa de Barragan, lo primero que me vino a la mente fue desconcierto, ya que todo lo que veia era una casa comun y corriente, esto se fue reafirmando mientras caminaba por la casa, los juegos de colores eran interesantes, pero encontre a la casa muy sin chiste.

espacios amplios, un sentimiento de espacio abierto, en otras palabras una casa muy comun en estos tiempos. Tambien tengo que admitir que habian algunas partes muy interesantes, unos conceptos divertidos, pero estos eran los menos, me llamo la atencion el pequeño patio con los jarrones ya que el concepto detras de estos dejo una imagen divertida en mi cabeza.

la escalera la encontre muy atractiva, ya que a toda prediccion esta no debia de haber aguantado, un juego de fuerzas muy interesante, me llama tambien mucho la atencion como puede la arquitectura decirnos mucho de el arquitecto, ya que por medio de la casa aprendi multiples cosas, como su intensa religiosidad, su complejo de privacidad y su idea muy peculiar sobre la relacion entre el jardin y la casa.

No fue sino hasta que venia de regreso, ponderando la mejor forma de escribir este ensayo, que cai en cuenta de la verdadera importancia de la casa barragan:
NO RESALTA

Uno diría que esto sería un detractor, pero cuando tomamos en cuenta que esta fue hecha hace mucho tiempo, es sorprendente que este hecha acorde a las tendencias de nuestros tiempos.

El estilo utilizado por Luiz Barragan fue tan revolucionario que 60 años despues, sigue siendo "moderno"

En mi opinion este debe ser el objetivo de todo arquitecto, que lo que hagan, no quede como un recuerdo de otros tiempos, sino que ayude a determinar los tiempos futuros. Dejar Huella en el Mundo

Andres Molina

up.antonio.l dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.